Selección ¿natural?

En el siglo XIX Charles Darwin formuló la Teoría de la Evolución de las Especies. Esta teoría trata de explicar la biodiversidad de la fauna de nuestro planeta: ¿por qué existen diferencias entre unas especies (incluso razas) y otras? ¿por que unas especies solamente se encuentran en unas zonas del planeta y en otras no?


La explicación de Darwin es que las diferencias se deben a la selección natural: los individuos mejor adaptados a su entorno natural sobreviven y propagan sus genes mientras los que no lo están mueren sin propagarlos. Cada cierto tiempo se puede producir una mutación en los genes que favorezca más a unos individuos (mayor resistencia al frio, mayor facilidad para cazar, etc.) por lo que estos se extenderán e incluso puede que produzcan la extinción de otras especies peor adaptadas.

Esta teoría ha sido válida mientras no había una especie capaz de modificar el entorno natural en su beneficio en vez de adaptarse. El ser humano ha sido capaz de adaptarse a casi todos los entornos (desiertos, zonas glaciares, junglas, llanuras) pero además a aprendido a modificar el entorno según sus necesidades. Las modificaciones del entorno han sido de muy diversa índole: inundar zonas para guardar agua (embalses), secar zonas par obtener tierras (países bajos), eliminar vegetación para crear infraestructuras, cambiar vegetación salvaje por cultivos, llevar agua mediante canales donde no la había, etc.

Todas estas modificaciones han alterado ecosistemas y las especies se han tenido que adaptar a la nueva situación. Es más, la acción humana ha extinguido directamente algunas especies porque eran peligrosas o porque eran inútiles para su provecho. Incluso hay especies que han evolucionado directamente por intervención humana para satisfacer las necesidades del ser humano: los perros han sido seleccionados durante generaciones para que fueran obedientes, afables los de compañía y más agresivos los de vigilancia o caza, sacrificándose los que no cumplían con su cometido; también con animales criados para alimentación: los más productivos (vacas, gallinas,...) o los que más engordan con menos alimento (cerdos) se cuidan y reproducen mientras que los menos productivos no se reproducen. Por tanto estamos ante una selección artificial realizada por el ser humano que en muchas ocasiones altera el equilibrio natural.

Por otro lado el ser humano ha sido capaz de dominar en muchos casos al entorno natural en su beneficio inmediato, siempre y cuando no fuera demasiado hostil: no ha conseguido crear terreno fértil en el desierto o en el polo. Pero además, la acción humana ha generado fenómenos globales que han afectado a todos los entornos de manera impredecible, haciéndolos más hostiles para el propio ser humano.

¿será el ser humano el que acabe con su propia especie?

16 comentarios:

Capitán Clostridium dijo...

Respondiendo a tu pregunta: Seguramente.
El peor contaminante de todos se llama Antropomina -un término que me acabo de inventar. Dícese del impacto negativo del hombre -acción antropogénica- en los ecossitemas

S. dijo...

no creo,somos demasiado tontos para eso.
Evolucionaremos.

Lukas ThyWalls dijo...

Pero es que a eso precisamente se le llama Selección Artificial. Y realmente no es totalmente exclusiva de los humanos.

El problema reside es que los humanos no tenemos límite ni equilibrio. Una especie puede acabar o casi acabar con otra, pero normalmente en cierto momento se llega a un cierto "equilibrio" entre ambas. El ser humano ha roto totalmente el equilibrio, siempre quiere más, y llega a tal punto que aunque no quiera, afecta.

El ser humano evolucionará natural y artificialmente, con la única premisa de que no se destruya a si mismo provocando una hecatombe mundial. Y sinceramente tiene toda la pinta de lo segundo.

Manu dijo...

la naturaleza es muy inteligente... y siempre va a escoger aquellos que son más fuertes o mejor se adapten a los cambios... creo que la especie humana evolucionará a todos los cambios que surgan.

saludos!!!

Markos dijo...

De momento lo está haciendo muy bien.

Pero no hay problema, si se extingue esta especie todavía hay tiempo para que otra evolucione y logre escapar del planeta...no hay mucho tiempo, pero hay margen.

Salu2

Selket dijo...

A veces creo que si, que nos vamos a extinguir sin remedio y destruiremos este mundo hermosos en el que vivimos; en cambio a veces tengo una pequeña esperanza, un rayo de luz que me dice que aún es posible que cambiemos y que "evolucionemos" hacia una etapa superior en la que seamos capaces de reconocer el valor de lo que nos rodea, un valor que ningún dinero puede comprar.

Espero que lo segundo sea verdad, por el bien de todos.

Cris dijo...

Convertir el entorno en válido es una manera de adaptarse a él, no veo contradicción con la teoría de la selección natural.

Ahora, sobre tu pregunta... de seguir así, lo veo bastante probable. Quedará mucho tiempo, pero sí, nosotros mismos acabaremos con nuestra especie.

Si no, siempre podemos irnos a la Luna, adaptarla a nosotros, y volver a empezar...

Besitos!!!

Cris dijo...

por cierto, ayer vi Up.
Gracias por la recomendación! A miniyó le encantó!

Besitos!

abulico dijo...

Bueno... el otro día lei que la NASA está investigando si se puede colonizar Marte...

Si no estamos seguros de que acabaremos con este planeta, no nos pndriamos a buscar vidas en otros planetas, ¿no?

Saludos!!!!

cabreada dijo...

Pues yo creo que al paso que vamos, nos cargamos este planeta, el de al lado y los que nos pongan por delante, no cuidamos nada.
Es una lástima.

Deprisa dijo...

Sin duda, somos más torpes qeu un cerrojo.

Superflicka dijo...

Muy bien expuesto. Y la respuesta: tal vez no se extinga del todo, pero degenerará o incluso involucionará cuando su entorno esté totalmente destruido.

Hace poco me emocioné viendo una entrevista a Astrid ¿García? ¿López?, la tía que está gestionando todo el programa de recuperación del lince. No me puedo creer que haya gente que encuentre mayor satisfacción en construir terrenos en entornos protegidos que en trabajar por mejorar el mundo.

ANA dijo...

No, el ser humano esta evolucionando hacia la ameba, a ver si la próxima vez salimos mejor...

Manzana de caramelo dijo...

El ser humano actua como si fuera un dios, pero no se da cuenta de que es lo mas misero que existe en la inmesidad del universo.

Besitos de caramelo

panterablanca dijo...

Yo creo que acabaremos autodestruyéndonos como especie, pero eso no significa que la tierra quede completamente destruida.
Siempre ha habido especies que se han extinguido, y luego, han surgido otras especies que se han hecho fuertes y se han adaptado mejor a lo que había.
Yo creo que iremos evolucionando pero a peor, hasta que la tierra, de la que somos parásitos, decida exterminarnos.
Besos felinos.

El suricato dijo...

Ahora lo entiendo todo, los humanos hemos sido capaces de modificar el entorno y la selección natural ya no funciona...por eso hay tanto gilipollas.

Te puede interesar

Blog Widget by LinkWithin